Preguntas frecuentes

Reporte de Operación Sospechosa (ROS)

¿Qué es una operación sospechosa?

El artículo 3° de la Ley N° 19.913 define como operación sospechosa “todo acto, operación o transacción que, de acuerdo con los usos y costumbres de la actividad de que se trate, resulte inusual o carente de justificación económica o jurídica aparente, o pudiera constituir alguna de las conductas contempladas en el artículo 8° de la Ley N° 18.314 (de conductas terroristas), o sea realizada por una persona natural o jurídica que figure en los listados de alguna resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, sea que se realice en forma aislada o reiterada".

¿Qué es un ROS?

El ROS es el Reporte de Operación Sospechosa que todo oficial de cumplimiento o funcionario responsable de las personas naturales o jurídicas señaladas en el artículo 3° de la Ley N° 19.913, debe enviar a la UAF cuando, en el ejercicio de su actividad o de sus funciones, detecte una operación sospechosa de lavado de activos o financiamiento del terrorismo, que corresponda ser informada a este servicio.

El Reporte de Operación Sospechosa no implica una denuncia, sino que solo constituye información útil y pertinente para que la UAF pueda realizar inteligencia financiera y, con ello, detectar señales indiciarias de lavado de activos y/o financiamiento del terrorismo.

Por ello, no es deber del oficial de cumplimiento, o del funcionario público responsable designado, determinar si está o no frente a un delito base o precedente de lavado de activos o financiamiento del terrorismo. Basta con la sospecha de buena fe que se tenga respecto de estar frente a una operación sospechosa (en los términos indicados en el artículo 3° inciso segundo de la Ley N° 19.913) para reportarla a la UAF.

Los ROS se envían electrónicamente a la UAF, a través del Portal de Entidades Reportantes. Esto, debido a que el Portal es un sitio seguro, que garantiza la confidencialidad de la información y de quien la reporta.

 ¿Cómo se informa una operación sospechosa a la UAF?

Para poder reportar una operación sospechosa, las personas naturales y jurídicas a las que se refiere el artículo 3° de la Ley N° 19.913 deben estar inscritas en el Registro de Entidades Reportantes de la UAF, y designar un oficial de cumplimiento (en caso de que se trate de una persona natural o jurídica privada) o un funcionario responsable (instituciones públicas).

Solo el oficial de cumplimiento o el funcionario responsable pueden enviar a la UAF un reporte ROS, así como la documentación fundante necesaria. Para ello debe ingresar con su RUT y clave de acceso al Portal de Entidades Reportantes de la UAF, seleccionar la opción "Formulario ROS" y completar todos los datos allí solicitados.

Los ROS se envían electrónicamente a la UAF, a través del Portal de Entidades Reportantes. Esto, debido a que el Portal es un sitio seguro, que garantiza la confidencialidad de la información y de quien la reporta.

¿Cuándo se debe enviar un ROS a la UAF?

El ROS no tiene una periodicidad o un monto monetario establecidos. Basta con la sospecha de buena fe que se tenga respecto de estar frente a una operación sospechosa (en los términos indicados en el artículo 3° inciso segundo de la Ley N° 19.913) para reportarla a la UAF. Las operaciones sospechosas deben ser informadas a la UAF en cuanto se detecten, o bien, en el mínimo tiempo posible desde que ocurrió la transacción.

En el evento de detectarse una operación sospechosa, la entidad debe establecer procedimientos internos que garanticen la confidencialidad de la información, en los términos señalados en el artículo 6° de la Ley N° 19.913. Dicho procedimiento debe constar en el Manual de Prevención de cada empresa e institución.

Los ROS se envían electrónicamente a la UAF, a través del Portal de Entidades Reportantes. Esto, debido a que el Portal es un sitio seguro, que garantiza la confidencialidad de la información y de quien la reporta.

¿Qué hace la UAF con los ROS que recibe?

La UAF está legalmente impedida de iniciar investigaciones de oficio. Por tanto, para poder realizar inteligencia financiera, necesita que las entidades privadas y públicas señaladas en el artículo 3° de la Ley 19.913 le envíen Reportes de Operaciones Sospechosas (ROS) de lavado de activos y/o financiamiento del terrorismo.

La UAF analiza todos los ROS que recibe. Solo si, después de analizarlos, se detectan indicios de la comisión de los delitos de lavado de activos o financiamiento del terrorismo, la UAF remite confidencialmente uno o más informes al Ministerio Público, única institución responsable de investigar y perseguir penalmente ambos delitos en el país.

El artículo 2° de la Ley N° 19.913 en su inciso final así lo establece: "Cuando del examen de los antecedentes referidos en las letras que anteceden, el director de la Unidad de Análisis Financiero estime que aparecen indicios de que se ha cometido alguno de los delitos a que se refiere el artículo 27 de esta Ley o el artículo 8° de la Ley N° 18.314, deberá disponer su inmediata remisión al Ministerio Público. Asimismo, el Ministerio Público podrá requerir a la Unidad el envío de los antecedentes que estén en su poder y que sean necesarios para las investigaciones de lavado de activos que practique, se hayan iniciado de oficio, por denuncia o por querella, cualquiera sea la fase en que ellas se encuentren".

Cabe destacar que el Informe de Inteligencia que la UAF envía al Ministerio Público en caso alguno constituye una denuncia, toda vez que su contenido dice relación con INDICIOS de la eventual comisión de los delitos de lavado de activos o financiamiento del terrorismo.

Los ROS en los que no se encuentran señales indiciarias de lavado de activos o financiamiento del terrorismo, se almacenan en las bases de datos de la UAF, a la espera de otro ROS o de antecedentes adicionales que permitan detectar indicios de ambos delitos.

¿Cuáles son los deberes de confidencialidad para con los ROS?

La Ley N° 19.913 establece deberes de secreto tanto para la entidad reportante como para los funcionarios de la UAF y para quienes participan en la investigación de los delitos relacionados con el lavado de activos y el financiamiento del terrorismo:

El artículo 6° de la Ley N° 19.913 prohíbe expresamente a las personas e instituciones señaladas en el artículo 3°, incisos primero y sexto, y a sus empleados, informar al afectado o a terceras personas, la circunstancia de haberse requerido o remitido información a la UAF, como asimismo, proporcionarles cualquier otro antecedente al respecto. Igual prohibición rige para quienes sean requeridos en conformidad a la letra b) del artículo 2°, y para las personas que presten servicios a cualquier título a las personas e instituciones aludidas en el inciso anterior, que hayan tenido conocimiento de la circunstancia de haberse requerido o remitido información a la UAF. La infracción a lo dispuesto en el artículo 6° será castigada con la pena de presidio menor en sus grados medio a máximo y multa de 100 a 400 Unidades Tributarias Mensuales (UTM). La misma pena se aplicará a quienes, estando obligados de conformidad a esta Ley a proporcionar información a la UAF, maliciosamente destruyan, alteren u oculten los antecedentes o documentos que deban entregar, o entreguen antecedentes o documentos falsos.

En tanto, el artículo 13 de la Ley N° 19.913 establece que todos los funcionarios de la UAF están obligados a mantener en estricto secreto todas las informaciones, y cualquier otro antecedente que se conozca en el ejercicio del cargo, y que se relacione directa o indirectamente con sus funciones y actividades. La infracción de esta prohibición se sanciona con la pena de presidio menor en sus grados mínimo a máximo, y multa de 40 UTM a 400 UTM. Esta prohibición se mantiene indefinidamente después de hacer cesado en el cargo, comisión o actividad. Se exceptúan del deber de secreto las informaciones y antecedentes que requiera el fiscal del Ministerio Público o el tribunal que conozca del procedimiento criminal por alguno de los delitos a que se refieren los artículos 27 y 28 de la Ley N° 19.913, como también de aquellos que le sirven de base.

Por su parte, y según el artículo 31 de la Ley N° 19.913, la investigación de los delitos relacionados con el lavado de activos y el financiamiento del terrorismo será siempre secreta para los terceros ajenos al procedimiento, y también para los terceros afectados por una investigación preliminar del fiscal. El que entregue o difunda información de cualquier naturaleza acerca de antecedentes de la investigación incurrirá en la pena de presidio menos en sus grados medio a máximo. Esta prohibición y sanción se extiende a los funcionarios que hubieren participado en la investigación, y a todo aquel que, de cualquier modo, informe, difunda o divulgue información relativa a una investigación e, incluso, al hecho de estarse realizando esta.

¿Se deben reportar a la UAF todas las operaciones de los PEP (Personas Expuestas Políticamente)?

No. Según lo establece la Circular UAF N° 49, de diciembre de 2012, las entidades supervisadas por la UAF deben implementar y ejecutar, respecto de los PEP, medidas de debida diligencia y conocimiento de los clientes. Entre ellas:

a)Establecer sistemas apropiados de manejo del riesgo para determinar si un posible cliente, un cliente o el beneficiario final es o no un PEP.

b)Obtener y exigir, si corresponde, aprobación de la alta gerencia para establecer relaciones comerciales con un PEP, o que ha pasado a tener esta calidad cuando la relación comercial es previa a dicha condición.

c)Tomar medidas razonables para definir la fuente de la riqueza, la fuente de los fondos de los clientes y beneficiarios reales identificados como PEP, y el motivo de la operación.

d)Implementar procedimientos y medidas de debida diligencia continua sobre la relación comercial establecida con un PEP.

Los sujetos obligados deben registrar cualquier operación en que esté involucrada alguna persona que deba ser calificada como PEP, así como informarla a la UAF, a la brevedad posible, cuando se considere que se está en presencia de una operación sospechosa.

¿Se deben reportar a la UAF todas las operaciones en paraísos fiscales?

Se entiende por ‘paraísos fiscales’ aquellas jurisdicciones que eximen del pago de impuestos a los inversionistas extranjeros que mantienen cuentas bancarias o constituyen sociedades en su territorio, con el objetivo de atraer divisas que potencien su economía.

La Circular UAF N° 49, de diciembre de 2012, en el Título IX “De los países y territorios no cooperantes y paraísos fiscales” señala que: “Los sujetos obligados deberán guardar especial observancia en su quehacer diario a las transacciones que eventualmente realicen con países, territorios o jurisdicciones que, de acuerdo al Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) y a la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), se encuentren calificados como no cooperantes o paraísos fiscales”.

Asimismo, señala que “La información obtenida derivada del proceso de revisión de los datos deberá ser analizada, a objeto de determinar si procede informar de la operación a la UAF”.

Cabe destacar que, en www.uaf.cl , menú Asuntos Internacionales, se encuentran las listas de Países no Cooperantes.

volverimprimirsubir